Noam Chomsky

Capítulo I - SOBRE LA CAPACIDAD COGNITIVA

Las conferencias de Whidden - Noam Chomsky (1975)
Enero de 1975, McMaster University

Capítulo I - SOBRE LA CAPACIDAD COGNITIVA

Teoría científica del lenguaje

Los hombres están en condiciones de construir una teoría científica reflexiva que trate de los problemas del dominio en cuestión, pero éste es un asunto distinto - o mejor, un asunto parcialmente distinto, ya que incluso en este campo existen restricciones cruciales -. Los hombres pueden desarrollar una ciencia intelectualmente significativa, una teoría explicativa inteligible en el caso de que ocurra que algo próximo a la teoría verdadera en un determinado dominio caiga dentro de las capacidades humanas de «ideación científica». Sean las que fueren las TA(H, D) involucradas en la indagación científica han de ser especiales y restrictivas, pues de otro modo sería imposible que los científicos coincidieran en la valoración de teorías explicativas particulares cuyo alcance sobrepasa con mucho los datos de que se dispone, como ocurre habitualmente en los pocos campos en que existe realmente un progreso significativo, al tiempo que rechaz«n gran parte de aquéllos por considerarlos irrelevantes o fuera de lugar, al menos por el momento. Las mismas TA(H,D) que justifican el amplio e impresionante alcance del pensamiento científico han de restringir también de una forma clara la clase de las ciencias accesibles a los humanos. No hay, con toda certeza, presión alguna atribuible a la evolución que lleve a los hombres a disponer de entendimientos capaces de descubrir teorías explicativas significativas en campos específicos de la investigación. Si pensamos en los hombres como organismos biológicos del mundo natural, deberemos reconocer que es tan sólo una feliz casualidad el hecho de que su capacidad cognitiva resulte concordar con la verdad científica en alguna área determinada. No debería sorprendernos, pues, que existan tan pocas ciencias y que una gran parte de la indagación humana no llegue a alcanzar profundad intelectual alguna. La investigación de la capacidad cognitiva humana deberé arrojar alguna luz sobre la clase de las ciencias accesibles al hombre, posiblemente un pequeño subconjunto de aquellas ciencias potenciales que tratan temas con respecto a los cuales esperamos (en vano) obtener algún conocicimiento y alguna comprensión.

Para poner un ejemplo, considérese nuestro casi total fracaso en descubrir una teoría científica que nos brinde un análisis del Mcs de (I J l) en la página 24 - es decir, nuestro progreso extremadamente limitado en desarrollar una teoría científica de algún alcance para dar cuenta del uso normal del lenguaje (o de otros aspectos de la conducta). Empezamos por carecer incluso de los conceptos pertinentes; en efecto, no se han avanzado principios intelectualmente satisfactorios que tuvieran cierta fuerza explicativa, aunque las cuestionas planteadas son muy viejas. No está excluida la capacidad de que simplemente las capacidades humanas de ideación científica no se extiendan a ese dominio, ni a ningún dominio que implique el ejercicio de la voluntad, de tal manera que, para los hombres, estas cuestiones pudieran quedar siempre envueltas en el misterio.

Adviértase, incidentalmente. lo engañoso que sería hablar,simplemente de las «limitaciones» de la capacidad humana de ideación científica. Es indudable que existen unos límites, pero éstos tienen el mismo origen que nuestra aptitud para construir sistemas cognitivos valiosos sobre la base, en primer lugar, de unos datos limitados. Si no fuera por los factores que limitan el conocimiento científico, apenas alcanzaríamos tal conocimiento en ningún dominio.(21)

Supongamos que al investigar los organismos, decidimos, con perversidad, restringirnos a las tareas y problemas que quedan fuera del alcance de su capacidad cognitiva. En este caso esperaríamos descubrir simples «leyes del aprendizaje» de cierta generalidad. Supongamos además que definimos un «buen experimento como ;aquel que presenta curvas de aprendizaje suaves, incremento y extinción regulares. etc. En este caso habría «buenos experimentos» sólo en aquellos dominios que escapan a la capacidad cognitiva. Por ejemplo, no habría «buenos experimentos en el estudio del aprendizaje del lenguaje en los humanos, aunque podría haberlo si concentráramos nuestra atención en la memorización de sílabas sin sentido, en las asociacioness verbales y en otras labores para las cuales los seres humanos no tienen especial aptitud.

Supongamos ahora que se desarrolla cierta rama de la investigación limitada en principio, a los «buenos experimentos.» en un sentido como el que acabamos de exponer. Una disciplina tal podría, de hecho, llegar a establecer unas leyes del aprendizaje que no variarían mucho de un dominio cognitivo a otro para un organismo determinado y que tendrían cierta valitlez interespecífica. Por necesidad, evitará aquellos dominios en que un organismo está especialmente proyectado para adquirir ricas estructuras cognitivas que forman parte de su vida de un modo íntimo. Segíín mi parecer, esta disciplina no tendrá virtualmente ningún interés intelectual, ya que de antemano se limita a aquellas cuestiones que, con toda seguridad, nos enseñarán bien poca cosa acerca de la naturaleza de los organismos. En efecto, sólo llegaremos a aprender algo significativo acerca de dicha naturaleza mediante la indagación de la capacidad cognitiva del organismo, indagación que no nos permitirá «buenos experimentos» en el extraño sentido que acabamos de indicar, aunque bien puede conducirnos al descubrimiento (a través de la experimentación y la observación) de complejas y sin duda altamente específicas TA(O,D). Los resultados y los logros de esta disciplina perversamente limitada, incluso suicida, son en gran parte un fraude, pues estará condenada de antemano a la investígación de cuestiones marginales tales como la velocidad y el alcance de la adquisición de información, la relación entre la distribución de los refuerzos y la intensidad de la respuesta, el control de la conducta y cosas por el estilo. La disciplina en cuestión podría seguir indefinidamente acumulando información sobre estos temas, pero uno se pregunta cuál sería el objeto o el propósito de tales esfuerzos.

Un estudio más elaborado de la capacidad cognitiva suscita aún otras cuestiones. Así, ciertos logros intelectuales, como el aprendizaje del lenguaje, entran estrictamente dentro de la capacidad cognitiva biológicamente determinada. Para estas tareas, disponemos de un «proyecto especial», de manera que estructuras cognitivas de gran complejidad e interés se desarrollan con bastante rapidez y con el menor - por no decir con ningún - esfuerzo; pero hay otras, en cambio, no más «complejas» según cualquier escala absoluta (en el supuesto de que sea posible otorgar algún sentido a este concepto), que nos desconcertarán porque quedan fuera del alcance de la capacidad cognitiva. Considérense los problemas que yacen al borde mismo de la capacidad cognitiva, los cuales nos brindarán la oportunidad de un intrigante juego intelectual. El ajedrez, por ejemplo, no es algo tan alejado de la capacidad cognitiva como para que se convierta simplemente en una fuente de rompecabezas insolubles, pero, al mismo tiempo, sobrepasa suficientemente nuestras aptitudes naturales, de forma que constituye un desafío y una atracción interesantes. En este campo, esperaríamos encontrarnos con que las pequeñas diferencias existentes entre los individuos son amplificadas hasta el punto de que nos llama la atención la sorprendente divergencia de aptitudes.

El estudio de tales desafíos intelectuales podría ofrecernos cierta penetración en la inteligencia humana, en los límites de la capacidad cognitiva, del mismo modo que el estudio de la habilidad para correr los mil metros lisos en tres minutos podría proporcionarnos información útil sobre la fisiología humana. Pero no tendría ningún objeto estudiar esta última proeza en un estadio muy temprano de nuestra comprensión de la locomoción humana - por ejemplo, si tan sólo supiéramos que los hombres andan más que vuelan. Igualmente, en el estado actual de nuestra comprensión de las aptitudes mentales, me parece que, para poner un ejemplo, el estudio de los programas del juego de ajedrez puede enseñarnos algo acerca de la teoría del ajedrez, pero es más que improbable que contribuyan excesivamente al estudio de la inteligencia humana. Es un buen procedimiento el estudiar los factores más importantes, antes de atender a los efectos de décimo orden, el estudiar el carácter básico de un sistema complejo antes de explorar sus líneas fronterizas, aun cuando, claro está, uno nunca puede saber de antemano cuál será la línea precisa de investigación que le esclarecerá súbitamente.(22)

En el caso del conocimiento humano, es el estudio de las estructuras cognitivas básicas dentro de la capacidad cognitiva, así como de su dcsarrollo y de su uso, que deberá recibir un trato prioritario - según creo - si preténdemos alcanzar una intelección real del entendimiento y de sus obras.

La discusión que antecede no es muy precisa. Espero que, por lo menos, sea sugerente en cuanto a cómo debería proceder un estudio racional del aprendizaje. Permítaseme volver ahora a las cuestiones específicas de la «teoría del aprendizaje» que afectan al lenguaje.

Sean O los seres humanos (H) y D el lenguaje (L). ¿Qué es la TA(H,L)? De los dos supuestos simplificadores mencionados anteriormente, el primero - invariabilidad a través de la especie - es bastante correcto; parece que proporciona, en efecto, una aproximación escrupulosa a los hechos. Aceptémoslo, pues, sin mayor discusión, sin perder de vista, con cautela y escepticismo, el segundo supuesto, a saber, que el aprendizaje es «instantáneo». Volveré sobre este último en el capítulo 3.

La TA(H,L) es un sistema de mecanismos y principios operativos en el proceso de adquisición del conocimiento de una lengua - o adquisición de la estructura cognitiva específica que denominamos «gramática» - a partir de unos datos que constituyen una muestra correcta y adecuada de esta lengua.(23) La gramática es un sistema de reglas y principios que determinan las propiedades formales y semánticas de las oraciones. Esta gramática se pone en funcionamiento entrando en acción recíproca con otros mecanismos del entendimiento, al hablar y al comprender la lengua. En esta explicación existen supuestos empíricos y distinciones conceptuales, los cuales pueden ser incorrectos o pueden llevar a confusión, pero creo que no es del todo irrazonable, teniendo presente nuestra comprensión actual de los hechos, pasar a examinarlos.

Para relacionar estas observaciones con la precedente discusión, adviértase mi insistencia en desdoblar la relación entre la experiencia y la acción en dos sistemas: TA(H,L), que relaciona la experiencia y el estado cognitivo alcanzado, y Mcs, que relaciona los actuales condicionamientos y la acción, dado el estado cognitivo alcanzado (cf. (II)(III), p. 24). Una de las estructuras cognitivas en el estado cognitivo EC alcanzado y puesto en uso por Mcs es la gramática; De nuevo, veo pocas perspectivas en este momento para el estudio científico de Mcs, aun cuando se puede proseguir con provecho, a mi parecer, el estudio de TA(H, L).

Temas interesantes

Hierbas Medicinales Sección de hierbas medicinales, técnicas de preparación, hierbas medicinales de uso frecuente.Sección hierbas medicinales mapuche.

Madame Blavatsky Famosa ocultista rusa, fundadora de la Sociedad Teosófica. Conocida como madame Blavatsky, Helena Petrovna Hahn

Gurdjieff Ocultista y esotérico ruso, uno de los más importante del s. XX. Los datos que se refieren a la primera etapa de su vida resultan vagos y misteriosos.

Krishnamurti Maestro espiritual, investigó la condición humana, buscando la libertad interior. Sugiere que el individuo se observe, de forma sincera y profunda.

Tés y bebidas refrescantes: Se Deliciosas bebidas refrescantes para los días calurosos y bebidas calientes para los días fríos.

Flores de Bach: Terapia creada por el médico y bacteriólogo inglés Edward Bach, en base a los principios etéreos de las flores.

 
Artículos relacionados

Hierbas Medicinales Completa sección con propiedades de las hierbas medicinales, técnicas de preparación, hierbas medicinales de uso frecuente.Sección hierbas medicinales mapuche.

Manual de Budismo Qué es el Budismo, Budismo Zen, datos biográficos del Buda histórico, historia del Budismo, principios del Budismo.

Orígenes del Tarot: El tarot es quizás el oráculo más utilizado junto a la astrología y hasta hoy sus orígenes son inciertos. Algunos lo consideran una versión del Libro de Tot con raíces en el antiguo Egipto, además de ésta existen múltiples versiones que intentan explicar su fuente originaria, algunas más razonables que otras..

El Tao de la Cibernética de Raúl Encina T. Siguiendo la línea de El Tao de la Física de F. Capra, síntesis y paralelo entre las teorías científicas más actuales y las tradiciones espirituales de oriente.



taller de sexualidad


Todos los derechos reservados © ecovisiones 2017